Rejilla del radiador

Climatización
Electricidad y mecánica

¿Para qué sirve?

  1. Refrigeración del motor: La rejilla permite que el aire fluya hacia el radiador del vehículo, que es donde se enfría el líquido refrigerante que circula a través del motor. Este proceso de enfriamiento es esencial para regular la temperatura del motor y evitar el sobrecalentamiento.
  2. Ventilación del motor: Además de enfriar el líquido refrigerante, la rejilla del radiador también ayuda a ventilar el compartimento del motor al permitir que el aire circule a través de él. Esto es importante para eliminar el calor generado por el funcionamiento del motor y para mantener una temperatura óptima en todo el compartimento.
  3. Protección del radiador: La rejilla actúa como una barrera protectora para el radiador del vehículo, ayudando a prevenir daños causados por piedras, insectos u otros objetos que podrían dañar las aletas del radiador.
  4. ADAS (Advanced Driver Assistance Systems/Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor): la incorporación de los ADAS para la mejora de la seguridad vial lleva consigo la inclusión de diversos sensores.
    Por ejemplo, el ACC (Adaptative Cruise Control/Control de Crucero Adaptativo). Este es un sistema de regulación activa que mantiene y regula de forma constante la velocidad de la marcha, de acuerdo al entorno real del tráfico.
    Está situado en el centro de la rejilla inferior o en el logotipo del vehículo, rodeado por la rejilla.

Consecuencias de un mal funcionamiento

  1. Sobrecalentamiento del motor:
    Si la rejilla está obstruida o bloqueada, el flujo de aire de entrada al radiador se verá restringido, lo que puede provocar un sobrecalentamiento del motor.
    El sobrecalentamiento puede causar daños graves en el motor y conllevar reparaciones costosas o incluso la pérdida total del motor.

    1. Reducción del rendimiento del motor: Un motor que funciona a una temperatura demasiado alta debido a un mal funcionamiento de la rejilla del radiador puede experimentar una reducción en su rendimiento. Esto puede manifestarse en una pérdida de potencia, una aceleración más lenta o un funcionamiento menos suave del motor.
    2. Daños en el sistema de enfriamiento: Un daño o mal funcionamiento de la rejilla del radiador, también puede provocar daños en otros componentes del sistema de enfriamiento, como el radiador, la bomba de agua o el termostato. Estos componentes pueden sobrecalentarse o fallar prematuramente si no reciben suficiente flujo de aire fresco.
    3. Aumento del consumo de combustible: Un motor que funciona a una temperatura demasiado alta puede experimentar un aumento en el consumo de combustible debido a una combustión menos eficiente.
    4. ADAS (Advanced Driver Assistance Systems/Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor): En caso de impacto se puede desajustar la posición de los sensores que se encuentran rodeados o incorporados a la rejilla. En este caso, podemos recibir alertas erróneas e impedir el correcto funcionamiento de los asistentes.

¿Cuándo cambiar la rejilla del radiador?

  1. Daños físicos: Si la rejilla del radiador está agrietada, rota, deformada o dañada, es recomendable reemplazarla. Los daños físicos pueden comprometer su capacidad para permitir el flujo de aire adecuado hacia el radiador y pueden aumentar el riesgo de daños adicionales en el sistema de enfriamiento o en el motor.
  2. Obstrucciones o bloqueos: Si la rejilla del radiador está obstruida por suciedad, hojas u otros objetos, puede afectar negativamente al flujo de aire hacia el radiador y provocar problemas de sobrecalentamiento. En algunos casos, la limpieza de la rejilla puede resolver el problema, pero si está gravemente obstruida, puede ser necesario reemplazarla.
  3. Desgaste excesivo: Con el tiempo, la rejilla del radiador puede experimentar desgaste debido a la exposición a los elementos y las condiciones de conducción. Esto puede manifestarse en forma de corrosión, oxidación, descoloramiento o deformación. Si la rejilla muestra signos evidentes de desgaste significativo, será recomendable reemplazada para mantener la eficacia del sistema de enfriamiento.

Encuentra esta pieza en tu punto de venta más cercano

Los retrovisores tienen un efecto en la aerodinámica del vehículo, mejorando mediante su diseño, el coeficiente aerodinámico del vehículo.