Filtro de aceite: ¿para qué sirve y cómo funciona?

El filtro de aceite del coche es una pieza fundamental en el funcionamiento del motor de un vehículo. Aunque puede pasar de desapercibido, su papel es crucial para mantener el motor en óptimas condiciones y prolongar su vida útil. Pero, ¿qué es exactamente el filtro de aceite, qué funcionamiento tiene y cuál es su función? ¿Cada cuánto se cambia el filtro de aceite y por qué es tan importante su mantenimiento? En este artículo, vamos a explorar estas preguntas y a responderlas en detalle.

Filtro de aceite VW
Filtro de aceite VW

¿Cuál es la función del filtro de aceite del coche?

El filtro de aceite tiene como principal objetivo limpiar el aceite que circula por el motor. Este aceite lubricante es esencial para reducir la fricción entre las diferentes partes del motor, lo que ayuda a prevenir el desgaste prematuro, el sobrecalentamiento y a mantener de esta manera el motor funcionando sin problemas.

Sin embargo, con el tiempo, el aceite tiende a acumular partículas de suciedad y otros residuos. Si estas impurezas no se eliminan, pueden causar daños en el motor que podrían tener graves consecuencias, como por ejemplo el gripado del motor. Aquí es donde entra en juego el filtro de aceite. Este componente filtra el aceite atrapando las partículas de suciedad y el resto de residuos que pueda contener. De esta forma permite que el aceite limpio fluya de nuevo al motor manteniendo el mayor tiempo posible sus propiedades y evitado los daños causados por las impurezas y la suciedad.

Partes del filtro de aceite

Las principales partes del filtro de aceite de coche son las siguientes:

  • La carcasa exterior, generalmente hecha de metal, contiene un elemento filtrante en su interior. Este elemento filtrante, hecho de papel, contiene fibras que atrapan las partículas de suciedad mientras permiten que el aceite pase. Como veremos más adelante, no todos los filtros contienen carcasa.
  • Válvulas: se encuentran dentro de la carcasa y ayudan a controlar el flujo del aceite. Hay dos: la válvula de bypass y la de drenaje. Igual que pasa con la carcasa, las válvulas no se encuentran presentes en todos los tipos de filtros.
  • Tubo central: es la parde por donde circula el aceite.
  • Goma de sellado: es la encargada de evitar escapes, impermeabilizando el componente durante su vida útil.
  • Tapa y junta: estas dos piezas protegen el filtro del exterior y lo mantienen en su lugar.

Cabe apuntar que las partes del filtro de aceite, así como su tamaño, pueden variar según el tipo de vehículo. De esta manera, existen varios tipos de filtros:

  • De sellado: esta tipología está compuesta por una carcasa metálica y por una válvula antidrenaje. Esta última es la encargada de que siempre quede aceite en el interior de la pieza cuando el motor se apaga.
  • De cartucho: contrariamente a la anterior, esta no tiene carcasa y es el motor el encargado de mantener una cantidad de aceite en su interior, es decir, cumple la función de la válvula antidrenaje.
  • De aceite centrífugo: en este caso, y como su nombre indica, el aceite circula de forma centrífuga y es típico de los vehículos diésel.

Además, también existen los llamados filtros ecológicos, fabricados sin partes metálicas para facilitar su reciclado.

Funcionamiento del filtro de aceite motor

El funcionamiento del filtro de aceite es bastante sencillo. Cuando el motor está en marcha, el aceite circula desde el cárter del motor hacia el filtro de aceite. Aquí, el aceite pasa a través del elemento filtrante, que atrapa las partículas de suciedad y permite que el aceite limpio regrese al motor sin impurezas.

Importancia de su correcto mantenimiento

Mantener el filtro de aceite en buen estado es vital para el rendimiento y la longevidad del motor. Un filtro obstruido o defectuoso no podrá limpiar eficazmente el aceite, lo que puede llevar a un aumento de la fricción y al desgaste en el motor que puede traducirse en sobrecalentamientos y fallos graves en su funcionamiento.

¿Cada cuánto se cambia el filtro de aceite?

La frecuencia con la que debes cambiarlo puede variar dependiendo del tipo de vehículo y las condiciones de conducción. Sin embargo, una buena regla general es cambiar el filtro de aceite cada vez que cambias el aceite del motor, lo cual suele ser cada 10.000 o 20.000 kilómetros.

¿Por qué es aconsejable cambiar periódicamente el aceite lubricante?

Cambiar periódicamente el aceite lubricante es esencial para mantener el motor en buen estado. El aceite ayuda a reducir la fricción entre las partes del motor, pero con el tiempo puede degradarse y perder su eficacia. Además, el aceite puede acumular partículas de suciedad que pueden causar daños en el motor si no se eliminan.

En conclusión, esta pieza juega un papel crucial en el mantenimiento del motor de tu coche. Asegúrate de cambiarlo regularmente para mantener tu motor funcionando sin problemas y prolongar su vida útil.

Comillas

El aceite pasa a través del elemento filtrante, que atrapa las partículas de suciedad y permite que el aceite limpio regrese al motor sin impurezas.

Cambio de aceite VW