Filtro de polen

Climatización
Mantenimiento

¿Para qué sirve?

Reduce la entrada de polen y polvo fino en el habitáculo del vehículo. 

Consecuencias de un mal funcionamiento

Un filtro en mal estado puede producir unos altos niveles de polvo, hollín y microorganismos en el habitáculo del automóvil.

En cuanto al conductor, puede provocarle síntomas de cansancio y mermar su concentración durante el viaje.

También tendrá consecuencias en el funcionamiento del aire acondicionado y generará olores molestos, además de reducir la potencia del soplador.

¿Cuándo cambiar el filtro de polen?

La Asociación Alemana de Alergia y Asma recomienda sustituir el filtro de polen una vez al año (fuente: www.daab.de). 

¿Sabías qué…?

Un filtro de polen en mal estado puede aumentar el riesgo de accidente. Hay que tener en cuenta que al estornudar a causa de una elevada carga de polvo en el aire y conduciendo a una velocidad de 50 km/h se puede llegar a circular hasta unos 13 metros a ciegas. 

Encuentra esta pieza en tu punto de venta más cercano

El Filtro de polen Original realiza una retención efectiva de los contaminantes del aire

  • Formado por 2 capas: la primera filtra las partículas de polvo y hollín gruesas; la segunda elimina esporas y pólenes nocivos para los pulmones.
  • Capa de microfiltro adicional de carbón activo: reduce los olores y absorbe los contaminantes gaseosos.
  • Protección frente a la concentración de polen en el aire.
  • Reducción de los síntomas de alergia, como los ojos llorosos o los estornudos, proporcionando mayor seguridad vial.
  • Captación de más del 99 % de los cerca de 3.000 pólenes distintos transportados durante la primavera en un metro cúbico de aire.

Sistemas de los que forma parte el filtro de polen

Eligiendo el Filtro de polen Original se garantiza el equilibrio perfecto de los componentes del Sistema Original, como:

Sistema de climatización

  • El líquido refrigerante
  • El compresor
  • El condensador
  • El evaporador
  • El electroventilador
  • La válvula de expansión